El papel de la familia

La sociedad se va adecuando gradualmente a las nuevas estructuras familiares que van surgiendo. Algunas resultan más complejas, y las interacciones entre sus miembros ya no ofrecen la claridad del reparto de funciones que era característico de la familia nuclear.

Los padres deben ir ajustándose a las nuevas circunstancias que se presentan en muchas familias, de modo que puedan garantizar el desempeño eficaz de sus funciones primordiales con respecto a sus hijos, cuidar las necesidades básicas, alimentación, protección, sostenimiento económico, asegurar el bienestar emocional y el desarrollo psicológico, procurar seguridad y estabilidad.

Infundir valores, establecer una conciencia moral en el niño, también como parte de su socialización, así como desarrollar la autonomía, el de posibilitar su individualidad, promover su desarrollo e independencia, al igual que facilitar su emancipación.

Además de los importantes papeles como padre y madre, en las relaciones familiares los miembros de la familia desempeñan papeles diversos. Cada integrante puede ejecutar parte de las funciones familiares, encargándose de realizar algunas actividades que son necesarias para que la familia desarrolle de modo eficaz las funciones que le son propias.

Hay tareas que han sido asignadas tradicionalmente a miembros determinados, generalmente por convencionalismos sociales acerca del sexo progenitor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *