¿Educar o instruir?

Con frecuencia se utilizan los verbos educar e instruir, como sinónimos. Hay una importante similitud entre sus significados; sin embargo, se trata de expresiones que presentan diferencias de matriz bastante importantes.

Instruir, significa enseñar, informar, comunicar determinadas ideas, conocimientos o doctrinas de una forma sistemática. La instrucción implica la transmisión de normas, reglas o preceptos que deben ser cumplidos y tenidos en cuenta. A través de ella se trata de incorporar o introducir en la otra persona determinada información que debe conocer.

Cuando se utiliza el término educar, además de ese componente de método, sabiduría y disciplina, se va aún más allá. Educar implica dirigir, encaminar, orientar. Mediante la educación se transmiten también preceptos, y se indica lo que es adecuado y lo que no lo es.

Se trasladan además ejemplos, y se ejercita a la persona para que pueda desarrollar su potencial y perfeccionar sus facultades, tanto de índole intelectual como moral.

El concepto de educar, más que la idea de introducir o poner adentro, alude a extraer de la persona aquello que de algún modo está en ella, aquello que el individuo posee de una forma u otra, y puede ser desarrollado y potenciado si se le ofrecen las condiciones adecuadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *