Actitud ante el trabajo

Se considera que la moral de los subordinados es un indicador importante y cuantificable del éxito de las relaciones empresario – empleado. Los primeros estudios industriales sobre esta moral se denominaban inventarios y se basaban en la idea de que la dirección debería inventariar los recursos humanos al igual que lo hace con las materias primas y los productos acabados.

Tales inventarios, actualmente denominados escalas de moral, estudios de opinión o estudios de actitud ante el trabajo, constituyen una valiosa herramienta de dirección que proporciona una media sistemática de cómo enfocan y reaccionan los empleados ante las diversas políticas de la dirección.

Al mismo tiempo, brindan al empleado una oportunidad para compartir opiniones y activar los mecanismos de introducción de cambios. Los estudios de actitud ante el trabajo no son pruebas o verificaciones; no se trata de respuestas correctas e incorrectas, sino sólo de reacciones u opiniones que señalan cómo juzga un individuo concreto una acción o situación.

La dirección suele utilizar habitualmente tres métodos para estudiar las actitudes de los empleados ante el trabajo, planteamiento de preguntas al supervisor inmediato, la entrevista con el empleado y la realización de estudios de actitud profesionalmente preparados y promediados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *