El ceviche peruano y su historia

El ceviche es sin duda el plato de la gastronomía peruana que identifica a esta nación en el mundo, su preparación  ha sido sometida a múltiples adaptaciones culinarias, pero en líneas generales mantiene la esencia de este país suramericano; no en vano ha sido declarado Patrimonio Gastronómico del Perú.

Esta exquisitez de la cocina inca, de fama mundial no tiene a ciencia cierta un origen preciso, lo cual hace que cualquier región del Perú se dispute su creación, pero lo que sí es relevante en esta discusión acerca de sus orígenes, es que el sabor es inigualable, ninguno se parece a otro, pero todos son igual deliciosos.

Las variaciones que se le conocen son producto de sus años de historia, pues en un primer momento hace ya unos 200 años atrás, era un plato elaborado por la cultura Mochica, luego según se ha dicho, pasó a manos de los incas y de allí a poder de los españoles; por supuesto cada momento histórico con su respectivo aporte, hasta llegar a lo que conocemos hoy día y que le mundo disfruta.

Como se prepara el ceviche 

Para elaborar el sabroso plato referente de la variada cocina peruana debes tener en cuenta los siguientes ingredientes:

  • De 300 a 500 gramos de pescado (preferiblemente Lenguado)
  • Ají amarillo, oriundo de Perú por supuesto.
  • Limones preferiblemente grandes 
  • Cebolla morada grande
  • Suficiente cilantro fresco
  • Sal y pimienta en cantidad necesaria

Preparación

Se pica en tiras muy finas la cebolla morada, y7 se deja reposar por unos minutos en agua con algo de vinagre para suavizarle un poco el sabor; el mismo proceder se realiza con el ají, es decir también debe ser cortado en tiras finas; en cuanto al pescado este debe cortarse en cuadros cercanos a los 2 centímetros y finalmente se pica bien pequeño el cilantro.

Ten a la mano una taza grande de vidrio, donde debes verter todos estos ingredientes, una vez en el bowl todos ellos, exprime el jugo de limón y revuelve todo con calma para que se impregne todo del sabor del limón; agrega sal tu gusto y al momento de servir puedes acompañar con algo de maíz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *