Conservación de los ríos en el mundo

Todos sabemos que el planeta tierra está conformado por un 70% de agua, la cual podemos encontrar en estado sólido, líquido e incluso gaseoso, así como también se habla de agua dulce y salada, siendo la dulce la más importante para el hombre y sus actividades ya que se presta para el consumo humano y uso en actividades agropecuarias, industriales y de generación de energía, este caudal de agua dulce lo encontramos en los ríos y lagos del mundo, constituyéndose algunos incluso en vías de comunicación, de aquí la importancia en la protección y conservación de los ríos alrededor del mundo.

Realidad actual de los ríos

Lamentablemente el hombre en su afán de desarrollo, genera de forma excesiva desechos sólidos y líquidos, tanto a nivel industrial como doméstico, entonces es así como gran cantidad de estos desechos van a parar a los ríos del mundo, produciendo daños irreparables en la flora, fauna y calidad del agua de estas corrientes naturales de agua dulce. Por estas razones se hace necesario tomar las medidas adecuadas para la protección de los ríos desde su nacimiento hasta su desembocadura.

El caudal de los ríos tiende a variar según las estaciones climáticas existentes en el planeta y algunos otros factores como la geografía e intervención humana, por esto resulta muy importante conservar las cabeceras de los ríos, ya que este representa su punto de origen y nacimiento, en el caso de aquellos que nacen en las altas montañas es fundamental la conservación del entorno natural que rodea el lugar y  por otro lado se deben conservar los glaciares existentes aún en el planeta ya que son el origen de muchos ríos, por efecto natural de deshielo y esto solo se lograra revirtiendo el nefasto cambio climático actual.

Otro aspecto no menos importante es el correcto manejo de aguas servidas y residuales producto de la actividad industrial y agrícola, las cuales la mayoría de las veces son arrojadas a lasa grandes masas de agua fluviales produciendo contaminación y muerte de los ecosistemas de muchos ríos, no debemos olvidar que ellos representan una importante parte de esa pequeña porción de agua dulce con que cuenta la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *